La construcción crecerá un 3% en 2017

credito

El informe difundido por Crédito y Caución prevé cambios profundos en el sector derivados del impacto de la tecnología.

La evolución de la construcción en los diferentes mercados del mundo es dispar, fuertemente relacionada con el crecimiento económico de cada país, el sentimiento de los inversionistas, así como con la confianza de los negocios y los consumidores. "La actividad de construcción diverge significativamente en muchos países. Sin embargo, incluso en los mercados donde el crecimiento de la construcción ha sido muy robusto en los últimos años, sigue siendo cierto que la competencia es alta, los márgenes son reducidos, los clientes públicos generalmente pagan tarde y la proporción de fracasos empresariales sigue siendo mayor que en la mayoría de los demás sectores", explica el informe difundido por Crédito y Caución sobre la situación de la construcción en el mundo.

"A pesar de su naturaleza cíclica, desde una perspectiva global hay nuevas oportunidades y desafíos por delante. La tecnología tiene cada vez más impacto en la construcción: la emergencia de la realidad aumentada, los drones, la impresión en 3D, el Building Information Modelling, los equipos autónomos y los materiales de construcción avanzados, cambiarán profundamente el sector", dice el informe, que analiza en detalle la situación del sector en Alemania, Arabia Saudí, Australia, Bélgica, España, Emiratos Árabes, Francia, Países Bajos, Reino Unido, Singapur y Suecia.

Los cambios demográficos globales desempeñan también un papel importante en la construcción. "La población de las áreas urbanas del mundo continúa aumentando, lo que impulsará la demanda de vivienda, así como el transporte social y la infraestructura de servicios públicos. Al mismo tiempo, muchas sociedades, especialmente en Occidente, pero también en Japón y China se enfrentan al envejecimiento de la población, lo que modificará los patrones de inversión inmobiliaria", añade la aseguradora de crédito líder del mercado español.

En España, tras años de severa recesión, el sector mantiene una recuperación sólida. En 2017 se prevé que el crecimiento de la construcción se mantenga alrededor del 3%, impulsado principalmente por los segmentos residencial y comercial, mientras que el crecimiento en el segmento de construcción pública e ingeniería civil será más moderado. Los márgenes de beneficio se mantuvieron estables en 2016 y se espera que permanezcan en 2017. La experiencia de pago en España ha sido buena en los últimos dos años, y ha habido un bajo número de incumplimientos. "Esto se debe principalmente a que las empresas financieramente más débiles abandonaron el mercado durante la recesión. Se prevé que las insolvencias en la construcción en España se estabilizarán o incluso disminuirán ligeramente en 2017, después de importantes reducciones en 2015 y 2016".