Liebherr presenta una grúa telescópica sobre orugas de 100 toneladas métricas en MINExpo 2016

LIEBHERR

La LTR 1100 ofrece las ventajas de una grúa telescópica y de una grúa sobre orugas.

El chasis de las orugas ofrece una capacidad y una maniobrabilidad excelentes fuera de la carretera; asimismo, la grúa desplaza la carga con una precisión insuperable. Las ventajas de las grúas telescópicas son tiempos de montaje cortos, un transporte más sencillo y la posibilidad de variación del sistema de pluma y aguilón. La pluma telescópica se extiende de forma completamente automática y con rapidez hasta la longitud necesaria. La pluma telescópica con seis secciones y 52 metros (170,6ft) puede extenderse con un aguilón lateral que mide entre 10,8 metros (35,43ft) y 19 metros (62,34ft). También hay disponibles dos secciones de celosía de 7 metros (22,97ft) cada una; estas pueden instalarse entre la pluma telescópica y el aguilón lateral para aumentar el punto de fijación del aguilón, que puede abatirse hasta los 40°. El aguilón lateral también está disponible de forma opcional con sistema hidráulico. El aguilón puede abatirse entre 0° y 40° a plena carga. La LTR 1100 ofrece la ventaja adicional que permite que las cargas elevadas pueden desplazarse telescópicamente con la pluma, tarea que en principio no resulta factible con las plumas de celosía.
Una de las principales aplicaciones de la grúa telescópica sobre orugas LTR 1100 es el montaje de unidades premontadas. Las tareas de montaje en los trabajos con dos ganchos pueden realizarse usando el aguilón de montaje de 2,9 metros (9,51ft) y un segundo engranaje de elevación. Las cargas pueden retirarse desde cargadoras bajas, colocarse mediante un giro hasta la posición correcta y desplazarse hasta la obra con las orugas.
La grúa telescópica sobre orugas de Liebherr se impulsa mediante un motor diésel de cuatro cilindros de Liebherr, con una potencia de 129kW (175hp) a 1800rpm y un par de 815Nm a 1100-1500rpm. Los cabrestantes posibilitan una alta tensión del cable —88kn— para garantizar ciclos de trabajo rápidos.
El chasis de las orugas puede ampliarse hidráulicamente hasta una anchura de 5,05 metros (16,57ft) para las tareas con la grúa. Las orugas tienen una anchura de 900 mm (0,03ft) y vienen de fábrica con tejas nervadas. También hay disponibles tejas planas de forma opcional. Hay dos bloques suspendidos de 7,5 toneladas métricas (8,27 toneladas) de peso cada uno, fijados a la parte central de las orugas como lastre central. El lastre máximo de la superestructura es de 32 toneladas métricas (35,27 toneladas).
La cabina de la grúa está equipada con todo lo necesario para resultar cómoda y puede reclinarse hacia atrás hasta 20° para ofrecer al operador una mejor vista de la carga. El monitor LICCON del cuadro de instrumentos es el módulo visible del sistema informático LICCON que, como en el caso de las grúas LTM de Liebherr, se encarga de las funciones de control, información y supervisión de manera integral.