Yale y CLS establecen una solución logística de larga duración con Sacchi Elettroforniture

yale

Una estrecha relación de servicio a lo largo de muchos años, adaptando la gama completa de productos Yale® para satisfacer los requisitos del cliente, ha sido la clave del éxito para el distribuidor de Yale CLS con Sacchi Elettroforniture.

"Sacchi nos presentó los retos específicos de su operación de logística, donde era necesario mover toda una gama de elementos diferentes tanto dentro como fuera del almacén en turnos de veinticuatro horas al día" comenta el Sr. Crovetto, CLS-Yale Sales Manager. "En CLS nos sentimos muy orgullosos de nuestra estrecha relación suministrador-cliente y hemos seguido con toda atención las necesidades cambiantes y el desarrollo de los requisitos logísticos de Sacchi durante más de una década con el fin de poder adaptarnos continuamente a sus necesidades".

El cliente: Sacchi Elettroforniture

Sacchi Elettroforniture fue fundada en 1957 y hoy en día es líder en la venta al por mayor y al por menor de equipos eléctricos, equipos de alumbrado, aparatos eléctricos y materiales completos. Durante 60 años Sacchi ha estado trabajando para ofrecer un servicio de calidad, proporcionando los mejores productos y soluciones posibles, con 56 ubicaciones de ventas de material eléctrico en las regiones Lombardía, Piamonte, Liguria, Toscana y Trentino, 2 megatiendas de electrónica de consumo, un centro logístico con más de 50.000 productos disponibles en 24 horas y una flota de 100 vehículos. Más de 1.000 personas trabajan en una sinergia perfecta, con altos niveles de experiencia, para responder con prontitud a las peticiones de más de 40.000 clientes.
El centro logístico de Desio (Monza Brianza, Lombardía) está en el centro neurálgico de esta red de venta al por menor profesional, donde ocupa una superficie de 36.000 metros cuadrados, que incluye un almacén automatizado de 3.000 metros cuadrados para el almacenamiento de palés y 2.000 metros cuadrados de almacenamiento automatizado para materiales a granel y cajas, con disponibilidad instantánea de 50.000 artículos y disponibilidad de 300.000 artículos bajo pedido. La estructura del almacén está diseñada para facilitar la recogida y almacenamiento de cajas, palés y bobinas de cable, incluso a grandes alturas.
El centro de distribución presta servicio a los clientes de Sacchi tanto de forma directa como a través de numerosas sucursales situadas en el norte de Italia.

Sacchi elige a Yale y CLS

En 2004, el continuo crecimiento de Sacchi hizo necesario mudarse desde su centro logístico y de distribución anterior en Lissone, a una ubicación más avanzada tecnológicamente y más grande en Desio. Las nuevas características del almacén supusieron también una renovación completa de la flota, sustituyendo de forma gradual los productos de manutención anteriores a lo largo de un período de cuatro años, con Yale como suministrador oficial preferido. Durante más de 12 años, Yale y CLS han proporcionado soluciones logísticas a Sacchi, con un aumento sustancial en su relación de trabajo desde 2008.
Esto ha conllevado la adaptación a las carretillas para Sacchi y el suministro de toda una gama personalizada de productos Yale® , soportados y mantenidos luego por CLS. Todo ello ha supuesto una relación estrecha y operativamente eficiente gracias al conocimiento especializado y a una asistencia puntual.

Personalización para distintos requisitos de carga

La gestión logística es vertical y las carretillas trabajan en equipos dentro de un almacén automatizado más grande junto con zonas de almacenamiento tradicionales, integrando perfectamente la totalidad de la cadena de distribución en términos de tareas de manutención.
En la sede central de Desio están en funcionamiento más de 80 carretillas contrapesadas y de almacén, además de aproximadamente otras 50 carretillas que se utilizan en las diferentes sucursales del cliente. La flota es variada para satisfacer las múltiples necesidades de manutención del cliente, dentro de unas impresionantes instalaciones de almacenamiento. Las carretillas tradicionales contrapesadas con capacidades de 1500 a 4000 Kg cuentan con la asistencia de las recogedoras de pedidos verticales con el operario a bordo, pensadas para grandes estantes o para estantes de palés en operaciones de recogida y almacenamiento, para las que en algunos casos se disponen equipos específicos y especialmente diseñados para Sacchi.
Las transpaletas eléctricas con plataforma y sin plataforma se utilizan para operaciones de manutención internas y para la elevación de cargas. Las carretillas retráctiles se utilizan para el manejo de productos especialmente voluminosos (palés o cestas) a lo largo de los pasillos del almacén, gracias a la gran maniobrabilidad de las carretillas Yale® en espacios limitados.
Sacchi depende de la eficiencia de las carretillas para la realización de algunas tareas de manutención auxiliares diarias, tales como la gestión de residuos en grandes contenedores de basura metálicos en la zona exterior, tarea para las que se personalizaron carretillas Yale® sustituyendo las horquillas convencionales por equipos específicos para llevar a cabo el movimiento y rotación del contenedor.
La optimización de los procesos y la atención a los residuos por parte de Sacchi condujo a la identificación de una solución personalizada en 2008: un área de recarga para la batería de la carretilla elevadora. El uso de una batería doble, normalmente a alta frecuencia, y de una carretilla Yale® personalizada para la operación de cambio de la batería, permiten reducir de forma drástica el espacio utilizado para recargar las carretillas y garantizar su uso continuado.
En operaciones de manutención específicas, tales como en ubicaciones en las que haya contenedores o bobinas de diferentes dimensiones, se instalan en cada carretilla desplazadores y posicionadores, en su mayor parte carretillas retráctiles de la serie MR de Yale®. En este caso, las necesidades de manutención requieren almacenar bobinas en unidades de estantes altos, y esto exige altos niveles de estabilidad.
A lo largo de los años, y gracias a la alta eficiencia del centro logístico, Sacchi ha reducido el tamaño de sus almacenes aunque manteniendo la calidad de servicio y la disponibilidad de producto. Yale ha trabajado con el cliente para identificar las carretillas ideales para la manipulación de materiales en espacios limitados, con funcionalidades y dispositivos "user-friendly" y con dimensiones más pequeñas (Sacchi cambió las carretillas retráctiles con capacidad de elevación de 2,5 toneladas por unas carretillas con capacidad de elevación de 1,6 toneladas).

La ergonomía del operario es clave

"Las condiciones ergonómicas para nuestros trabajadores son un valor fundamental para nosotros, y la elección de la carretilla incluye tanto el trabajo de manutención como el confort del conductor" confirma Giuseppe Pellegatta, Director General de Servicio y Logística en Sacchi. "Y no hace falta mencionar la facilidad de manejo, gracias a la presencia de joysticks y al ergonómico interior de la cabina."
Muchos de los cambios solicitados van dirigidos a mejorar la protección del operario en aplicaciones específicas de Sacchi, por ejemplo, la inclusión de un tejadillo protector encima del puesto de operario para ofrecer protección contra la caída de objetos, así como los cambios programados de los neumáticos y los asientos ergonómicos.

Eficacia en cuanto a costes, productividad y ahorros medioambientales

"Podemos dar nuestro respaldo a Yale en todos los frentes" continúa Pellegatta. "Los elementos electrónicos de las carretillas son sofisticados, la telemática se puede utilizar sin dificultades y las herramientas para diagnosticar cualquier anomalía son extraordinariamente intuitivas y las anomalías se resuelven con facilidad. Todo esto contribuye sin duda a nuestra productividad."
La optimización del uso de las carretillas y el mantenimiento de los neumáticos y las horquillas son aspectos que CLS y Sacchi monitorizan estrechamente. Yale y CLS prestan un servicio ágil y eficiente a Sacchi mediante el suministro de una flota de gran maniobrabilidad y seguridad de funcionamiento con tiempos de respuesta muy rápidos.
Con el clima general de incertidumbre en 2008, Sacchi decidió cambiar a un acuerdo de alquiler, para optimizar el número de máquinas de acuerdo con el flujo de trabajo y gracias a CLS pudo porcionar la flexibilidad y puntualidad en el servicio que necesitaba. Con la apertura del nuevo almacén automatizado en 2010, las carretillas antiguas fueron reemplazadas por una flota completa de Yale® y el distribuidor dio una respuesta totalmente satisfactoria a las necesidades del cliente con una solución combinada de alquiler y compra.
Sacchi también ha prestado siempre mucha atención a los residuos y al impacto medioambiental. Hace diez años instalaron baterías de alta frecuencia en lugar de las clásicas más pesadas y voluminosas, con el fin de reducir el consumo de energía y el tiempo de carga.
"El producto es excelente y trabajar con Yale y CLS proporciona flexibilidad y asistencia profesional rápida, asesorando en la elección de carretillas para necesidades específicas. Este es un servicio que representa ciertamente un importante valor añadido" concluye Pellegatta. "La alta calidad de los productos Yale® junto con los servicios de CLS proporcionan un servicio completo y alivian la carga logística para nosotros: podemos dedicarnos por entero a nuestros clientes, a nuestros 1.000 empleados y a las especificaciones técnicas de los pedidos."
Para más información sobre la gama de equipos de manutención de Yale visite www.yale.com.