Yale potencia el ion de litio por toda la región EMEA

EMEA

Ofrecer a los clientes que trabajen en aplicaciones intensivas una mayor eficiencia y un menor coste de propiedad total: es la finalidad que persigue Yale Europe Materials Handling a través de su colaboración con Midac SpA para proporcionar una gama de soluciones de alimentación de ion de litio para el mercado EMEA.

Esta colaboración con un suministrador líder europeo de baterías y cargadores significa que los clientes de Yale® podrán beneficiar de las ventajas de la alimentación con baterías de ion de litio.

"Estamos ahora acostumbrados a los beneficios que puede ofrecer la alimentación basada en ion de litio en términos de comodidad para muchas aplicaciones diarias. Cuando se aplica a las carretillas elevadoras, se traduce en mejoras en productividad y eficiencia, así como en una carga libre de emisiones y una menor huella de CO2 " comentaba Mat Allen, Solutions Manager, Counterbalance Products en Yale. "Estamos encantados de que los clientes Yale de la región EMEA puedan empezar a obtener ahora estos beneficios para sus flotas de carretillas".

La solución de ion de litio ayudará a los clientes a obtener una mayor productividad y una mejor utilización en aplicaciones de turnos múltiples, al no ser ya necesario cambiar las baterías ni disponer de baterías de recambio, haciendo posible utilizar el espacio empleado antes para la carga de las baterías con fines más productivos, tales como producción o almacenamiento.

Los rápidos tiempos de carga y la ausencia del efecto memoria, que limita la cantidad de energía que se restaura en la batería, permite extender el tiempo de funcionamiento de una sola batería de ion de litio por medio de cargas de oportunidad. Las baterías de ion de litio son baterías prácticamente sin mantenimiento. No es necesario rellenar de forma periódica la batería. Con una mayor densidad de potencia, se puede aumentar el número de ciclos de carga a lo largo de la vida de servicio en comparación con las baterías de ácido plomo, llegando a 3750 ciclos al 80% de descarga, frente a los 1200 de las baterías de ácido plomo. Las baterías de ion de litio y sus correspondientes cargadores tienen inherentemente una mayor eficiencia energética que las baterías de ácido plomo. El coste total de propiedad se puede reducir en aplicaciones apropiadas, si bien se pueden conseguir unos ahorros anuales en costes de hasta el 30-40% (sujeto al estudio del emplazamiento).

Totalmente integradas con las carretillas y gestionadas con el indicador de descarga de la batería de la carretilla, estas baterías están disponibles inicialmente en 24V y 48 V, estando previsto introducir también 80V y se pueden montar en compartimentos de batería de carretillas existentes. La carga rápida de oportunidad permite el funcionamiento continuo en aplicaciones en las que con baterías de ácido plomo normalmente sería necesario cambiar la batería. La funcionalidad de bloqueo de la elevación de la carretilla se activa cuando es necesario efectuar la recarga de la batería, con el fin de asegurar la protección de este valioso recurso.