Entrevista a Dr. h.c. Isolde Liebherr y Dr. h.c. Willi Liebherr, vicepresidenta y presidente del Consejo de Administración de Liebherr-International AG, respectivamente

liebherr

«La versatilidad tecnológica es nuestro punto fuerte».

 

El Grupo ha facturado más de 9.200 millones de euros en 2015. ¿Cuál es el balance del pasado año?

Willi Liebherr: En general podemos estar muy satisfechos con los resultados del año pasado: alcanzamos la mayor facturación de nuestra historia, y eso a pesar de que la economía mundial perdió impulso en comparación con el 2014. Estamos especialmente contentos de haber crecido casi en todas las divisiones.

¿Cuáles fueron los mercados de expansión?

Isolde Liebherr: Tuvimos una tasa de crecimiento satisfactoria sobre todo en Europa Occidental, América y Extremo Oriente/Australia, y también experimentamos un desarrollo especialmente positivo en Alemania, EE. UU. y Gran Bretaña, que son países con un sector industrial bien afianzado.

Entonces, ¿cómo fue el desarrollo en países emergentes como Brasil, Rusia y China?

Isolde Liebherr: En China registramos un repunte a pesar del enfriamiento coyuntural. También hemos notado el hecho de que la economía se haya resentido el pasado año en Brasil y Rusia. En Brasil llevamos más de 40 años activos y ya hemos vivido algunas fluctuaciones del mercado. En cuanto acaba la mala racha, volvemos a estar al pie del cañón. Lo que sí va bien ahora es el desarrollo en el sector brasileño de la energía eólica. La demanda ha aumentado mucho aquí.

¿Y cuál es el panorama en Rusia?

Willi Liebherr: Las tensiones políticas entre Rusia y Occidente nos afectan de diferentes maneras. En general, nuestros expertos volvieron a Rusia en 2015 a pesar de que algunas áreas de productos tuvieron un desarrollo positivo. A su vez, nuestra fábrica en Nizhny Novgorod se está viendo impulsada por la mayor actividad que se está generando en la región. Por un lado, producimos para el mercado interior y, por otro, abastecemos nuestras propias fábricas en Europa Occidental con componentes desde Rusia. Tradicionalmente, el país ha sido un mercado muy importante para nosotros y así seguirá siendo. Por ello, esperamos que la situación de allí se relaje pronto.

Acaban de decir que Liebherr ha crecido en China. ¿Cómo encaja eso con la coyuntura de debilitación que vive el país?

Willi Liebherr: China está avanzando paulatinamente hacia una economía nacional más madura, lo cual nos beneficia porque un mercado desarrollado requiere siempre productos tecnológicos de alto nivel y soluciones de calidad. Y, debido a nuestro amplio catálogo de productos, hemos logrado crecer en China en el último año. Nos posicionamos específicamente como socio para los clientes de las industrias clave chinas como el sector aeronáutico o automovilístico, para los cuales resultan interesantes nuestras máquinas-herramienta y soluciones de automatización. Al mismo tiempo, creemos que el país también tiene potencial en las áreas de máquinas de construcción, minería y grúas marítimas.

Sra. Liebherr, en su opinión, ¿cuáles han sido los hitos que han caracterizado el año 2015?

Isolde Liebherr: Por un lado, la feria internacional tecnológica de Berlín (IFA). Allí presentamos BluPerformance, una generación completamente nueva de refrigeradores y congeladores que son especialmente eficientes en cuanto a ahorro energético y respeto al medio ambiente.
Otro elemento destacable para mí fue el suministro de nuestra grúa móvil para puertos LHM 800 hacia San Petersburgo. Se trata de la mayor grúa móvil para puertos que hay en el mundo actualmente.
Otros hitos fueron también los 30 años de existencia del Interalpen-Hotel Tyrol y la celebración del centésimo aniversario del nacimiento de nuestro padre, Hans Liebherr. En este evento, nos encontramos con muchas personas que habían conocido a nuestro padre de una u otra forma, fue muy emotivo y conmovedor. Su primer producto fue la grúa torre, y nos alegra mucho haber recibido el año pasado el encargo individual más grande de nuestra historia en este área de producto.

¿Y para usted, Sr. Liebherr?

Willi Liebherr: En el último año hemos fundado una empresa conjunta con Rolls-Royce: Aerospace Transmission Technologies GmbH. Se encargará de preparar la tecnología de producción de los componentes para la transmisión de alto rendimiento del nuevo motor UltraFanTM de Rolls-Royce. Con ello hemos vuelto a ampliar nuestra cartera de servicios en el área de aeronáutica y a poner a prueba nuestra competencia en tecnología, ya que estábamos en posición de adaptar una tecnología que ya teníamos a una nueva aplicación. Si no hubiésemos tenido experiencia en el ámbito de las transmisiones, seguro que en este caso no nos habrían tenido en cuenta como socio de Rolls-Royce.
Como hito importante me gustaría destacar también el primer gran encargo de Boeing: vamos a suministrar el sistema de plegado de las puntas alares, la unidad de propulsión y el motor hidráulico del sistema de accionamiento del borde delantero de las alas, así como todos los actuadores del sistema de hipersustentación para el avión de fuselaje ancho 777X. Esto supone un gran éxito para nosotros.
Otro hito del último año para mí fue la colaboración que iniciamos con la empresa Claas. Vamos a fabricar una manipuladora telescópica especial para agricultura según las especificaciones de Claas. La producción tendrá lugar en nuestra fábrica de Telfs y en dos años esperamos empezar a fabricar las primeras unidades en serie. Por otro lado, cabe mencionar un encargo grande de Enercon en el área de la energía eólica que nos llegó a finales de año.
El volumen de este encargo vuelve a poner de manifiesto que nuestros clientes apuestan por proveedores fiables capaces de ofrecer la máxima calidad durante años y años.

Isolde Liebherr: Y eso es justamente lo que nos caracteriza.
Willi Liebherr: Sí, exacto. Y, por último, para abarcar también el área de minería: aunque actualmente la industria extractiva pasa por tiempos difíciles, este último año hubo varios repuntes satisfactorios en esta área de producto, y nos avalan nuestros 20 años de historia en la producción de dúmperes en Newport News (EE. UU.). Además, se envió el centésimo camión T 282 C a Australia, un camión volquete con un peso operativo de hasta 600 toneladas. Una novedad importante es también el tractor de orugas PR 776 para aplicaciones de minería y extracción, el buldócer de transmisión hidrostática más grande del mundo. A pesar de la continua situación debilitada del mercado, nos hemos aferrado a nuestros objetivos y hemos seguido revisando y ampliando nuestra extensa gama de productos. Era algo prioritario para nosotros.

Aunque haya aumentado la facturación, los beneficios han vuelto a caer. ¿No les preocupa?

Isolde Liebherr: No, para nada. Sabemos perfectamente dónde tenemos que actuar. Tenemos tres grandes divisiones cuyos resultados no están siendo satisfactorios a día de hoy, pero ya se han vuelto a encauzar. Además, nuestras inversiones y amortizaciones se mantienen a un nivel muy alto, lo que también influye en el resultado.
No obstante, no queremos dejar de invertir en nuestro futuro, sino seguir reforzando nuestra empresa sistemáticamente. También hay que tener en cuenta la creciente influencia de las fluctuaciones en las tasas de conversión de las divisas, que un año pueden afectar positivamente al resultado, y otro año, negativamente. Este último año, el resultado de la empresa ha mejorado en comparación con el anterior, por lo que el descenso en los beneficios se atribuye únicamente al resultado económico. En general, vemos el futuro sin preocupaciones.

¿Cuáles han sido las mayores inversiones este año?

Willi Liebherr: Hemos vuelto a invertir mucho en todas las divisiones, entre otras cosas, con el objetivo de optimizar los procesos logísticos en diversas fábricas. Además, nuestros componentes han tenido protagonismo. En los últimos años hemos reorganizado esta división con el fin de reforzar su competitividad. Para ello también se han hecho inversiones generales, por ejemplo, en los centros de Biberach, Bulle y Deggendorf.

¿En qué tecnologías ha trabajado principalmente la empresa el pasado año?

Isolde Liebherr: En muchas divisiones abordamos temas similares a pesar de la enorme versatilidad de nuestros productos. Por ejemplo, algunos temas fundamentales son el aumento de la eficiencia energética y la construcción ligera de los productos, pero también son importantes la digitalización, conexión en red y automatización, así como la facilidad de mantenimiento, de nuestras máquinas y soluciones de sistemas.

¿Nos puede dar algún ejemplo?

Isolde Liebherr: Por supuesto, pensemos en la digitalización, referida a la planificación y supervisión de obras por parte de nuestros clientes. Aquí trabajamos como proveedores de sistemas para dar apoyo a los distintos procesos de la obra con herramientas informáticas adecuadas. Por ejemplo, hoy en día las constructoras pueden medir el terreno automáticamente. Nosotros podemos aprovechar esos datos de medición para nuestras herramientas de planificación y, basándonos en ello, determinar cuál es la máquina óptima para cada tarea. A su vez, ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de probar la máquina elegida en condiciones muy realistas, como si de un simulador de vuelo se tratase. Por otro lado, podemos combinar entre sí los sistemas de posicionamiento y registro de datos de procesos de las máquinas de construcción. Esto nos permite dar respuesta a preguntas como: ¿dónde está la máquina y dónde exactamente tienen que realizarse los siguientes pasos del trabajo?

Así que están trabajando en el ámbito de las obras del futuro...

Willi Liebherr: Sí, pero la digitalización y la integración de nuestras máquinas en obras conectadas en red es solo un frente de actuación. Al mismo tiempo queremos transferir nuestros conocimientos y experiencia a aplicaciones nuevas. Concretamente me refiero a tecnologías de aeronáutica que puedan utilizarse en astronáutica, automoción o el transporte ferroviario.
Entre otras cosas, actualmente estamos llevando a cabo un proyecto para climatizar de forma sostenible los medios de transporte públicos por encargo del Ministerio de Medio Ambiente alemán. La tecnología necesaria para ello proviene de nuestra rama de aeronáutica. Sin duda, la variedad de tecnologías y la adaptación a los más diversos campos de aplicación son parte de nuestros puntos fuertes. Pero no solo es determinante nuestra competencia tecnológica, sino también el paquete completo que ofrecemos a nuestros clientes. Mi hermana ha mencionado la eficiencia energética y la facilidad de mantenimiento de nuestras máquinas, que forman parte de un concepto global que optimizamos continuamente para nuestros clientes. Este no solo consiste en ofrecer un producto de alta calidad, sino también en acompañar a nuestros clientes durante toda la vida útil del mismo: desde el asesoramiento previo a la compra y la posterior utilización eficiente de la máquina que corresponda hasta el reacondicionamiento de componentes y la reventa de la máquina con el máximo valor posible, pasando por un servicio eficiente. Nuestro objetivo es ofrecer valor añadido a los clientes en todas las fases del ciclo de vida del producto y apoyarlos de manera fiable con soluciones robustas. Podríamos denominarlo el «paquete integral todo incluido» de Liebherr, y no solo lo estamos ofreciendo en el sector de la maquinaria de construcción, sino en todas las divisiones.

Sra. Liebherr, Sr. Liebherr, en un reciente estudio sobre reputación e imagen, ambos han sido elegidos como unos de los dirigentes corporativos más apreciados. Al mismo tiempo, el grupo ha recibido varias distinciones en diversos estudios de empleadores. ¿Qué significa esto para ustedes?


Isolde Liebherr: Para nosotros es todo un orgullo recibir esas distinciones. Sin embargo, no son el objetivo por el que trabajamos. Nosotros nos centramos mucho más en hacer un buen trabajo, y lo más importante es la empresa y sus empleados. Y si con ellos logramos tener éxito, entonces bienvenido sea.

¿Han establecido normas dentro de la familia a las que deban atenerse todos los socios activos?

Willi Liebherr: Nuestra empresa tiene más de seis décadas de historia. En este tiempo se han concretado ciertas normas para los socios. Por ejemplo, es importante que la empresa sea siempre la prioridad, no los miembros individuales. Y siempre tenemos que tener la mente libre para el negocio. Uno de nuestros principios es estar al tanto de lo que ocurre para poder evaluar bien las cosas. La consecuencia es que todos los socios de la familia deben estar preparados para asumir grandes responsabilidades.

¿Qué importancia tiene la responsabilidad individual en el conjunto de la cultura empresarial?

Isolde Liebherr: El trabajo con responsabilidad individual es uno de nuestros principios a la hora de dirigir la empresa. Nuestra labor consiste en garantizar que se den las condiciones necesarias para ello, puesto que la responsabilidad individual motiva mucho más que los reglamentos. A este respecto, nos suelen decir que son sorprendentes las libertades que damos a nuestros empleados. Nosotros estamos convencidos de que este principio nos reporta éxito. Además, ahora estamos trabajando en diversos proyectos estratégicos relacionados con el desarrollo del personal y con la fidelización del capital humano. Las expectativas de muchos jóvenes respecto a sus empleadores han cambiado mucho, y nosotros nos adaptamos a ellas.

Este año Liebherr cumple 66 años de formación. ¿Qué importancia tiene la formación para la empresa?

Willi Liebherr: Siempre hemos dado gran importancia a la formación y al reciclaje profesional. En los tiempos que corren, muchos dicen que hay falta de especialistas, por lo que toda empresa tiene el deber de ofrecer una buena oferta de formación. Por eso ofrecemos a los jóvenes una gran variedad de profesiones y posibilidades de desarrollo, ya sea en el ámbito técnico o comercial. A su vez, aquí existen varias posibilidades para estudiar ambas cosas.

Y para terminar, ¿se atreverían a hacer alguna previsión sobre el ejercicio actual?

Isolde Liebherr: En general, para el 2016 contamos con que la facturación se mantenga más o menos como en el año anterior. Seguiremos consolidando nuestras actividades en todo el mundo y haremos inversiones importantes en nuestros centros de producción y en nuestra red de ventas y servicio. En ese sentido, nos mantenemos fieles a nuestros principios. Seguiremos apoyando a nuestros clientes con la fiabilidad que nos caracteriza y aplicando nuestros conocimientos

AG 3AG 4