CLdN Cargo BV ha realizado un pedido de 100 Kögel Cargo Rail con equipamiento RoRo

koler

La empresa CLdN Cargo BV, ubicada en Róterdam, Países Bajos, apuesta por 100 nuevos Kögel Cargo Rail para su flota de vehículos.

CLdN Cargo BV permite a los clientes el transporte puerta a puerta con sus propios tráileres en el tráfico marítimo de corta distancia hacia y desde Gran Bretaña, Irlanda, Portugal y Escandinavia. A esto deben sumarse las ofertas de transporte y logística multimodal dentro de Europa. Los nuevos semirremolques de Kögel no solo renovarán la flota de vehículos de CLdN Cargo BV, compuesta por más de 800 semirremolques, sino que también constituirán una importante aportación a la protección del medio ambiente y a la reducción del CO2. Gracias a las posibilidad de los distintos usos de los semirremolques Kögel en carretera, ferrocarril y barco, CLdN Cargo BV puede aprovechar de manera óptima las ventajas del tráfico en transbordador y ferrocarril en las rutas principales, así como la flexibilidad del camión para el transporte previo y posterior.

Kögel Cargo Rail

Estos semirremolques concebidos para el transporte multimodal están equipados con un bastidor de chasis reforzado. Los bordes de agarre integrados en el chasis, una protección del toldo con pinzas de tejido de aramida y los ejes especiales para su versión sobre raíles permiten la carga para ferrocarril del Cargo Rail. El Kögel Cargo Rail ha sido diseñado para la carga flexible sobre los vagones canguro más habituales en el transporte por ferrocarril.
Por supuesto, estos semirremolques también cuentan con la certificación según la norma DIN EN 12642 código XL y están por lo tanto concebidos para el transporte en trenes rápidos de mercancías con una velocidad de hasta 140 km/h. Como en el resto de vehículos de Kögel, el chasis completo del Kögel Cargo Rail está protegido contra la corrosión de forma duradera gracias a la técnica de revestimiento nano-cerámico por cataforesis y posterior pintura.

Equipamiento CLdN RoRo

A petición del cliente, los semirremolques pueden contar con el equipamiento Ro-Ro para el transporte en barco y ferry sin acompañamiento, con un refuerzo diagonal entre el larguero y el chasis exterior, una placa de deslizamiento cerrada de diez milímetros de grosor, una placa de acoplamiento de diez milímetros de grosor, dos válvulas de aspiración y cuatro pares de anillos de amarre para cargas pesadas con una fuerza probada de 12.000 kg así como rótulos conforme a DIN EN 29367-2. Un par de aros de amarre RoRo estándar se han sustituido por un par de aros de amarre RoRo en la parte delantera del chasis, en los extremos derecho e izquierdo de la zona del pivote. Otro par de los aros de amarre RoRo estándar de la parte posterior se han sustituido por un par de aros de amarre para cargas pesadas, delante del anti empotramiento. Esto previene daños en el soporte de iluminación en el caso de uso de cadenas. Además, hay montada una placa de deslizamiento de ocho milímetros de grosor en la zona delantera, entre el chasis exterior y el larguero. Los soportes de remolque reforzados y con doble atornillado de la versión para ferry, con ruedas y un anti empotramiento reducido a 2.340 milímetros con patín, completan el equipamiento CLdN RoRo.

Otras variantes de equipamiento individual CLdN

La capacidad de carga del suelo se ha dimensionado para una mayor carga por eje elevador de 8.000 kg. Los 13 pares de aros de amarre, con una fuerza de tracción permitida de 4.000 kg por aro en lugar de los 2.000 kg por aro de serie, disponibles en el armazón exterior perforado de acero Vario-Fix optimizan la fijación de la carga. Además, cuenta con 16 pares de correas de amarre preinstaladas en el chasis exterior. Para la fijación de la carga cuenta, además de con los ocho pares de soportes para pilares cuadrados empotrables en el chasis exterior, con ocho soportes para pilares en el centro del vehículo. Además, en dos posiciones de la zona delantera hay montados dos soportes para pilares en el interior del larguero que sirven, en caso necesario, como sustituto de la pared delantera. Todos los soportes para pilares del centro del vehículo están provistos también de inserciones de plástico. Para proteger de daños la parte interior de la pared delantera durante el uso diario, se ha montado una placa de de 12 milímetros de grosor y 2.500 milímetros de altura. La parte trasera de los vehículos está equipada también con parachoques de acero reforzados para garantizar una mayor protección contra los golpes. La protección se completa con una escuadra de acero transversal de ocho milímetros de grosor por todo el ancho, así como un protector de levas de cierre central, montado en la chapa de cierre del chasis. Para poder prescindir de los habituales listones de aluminio o madera, los semirremolques cuentan con un toldo corredizo lateral con 20 listones de aluminio verticales en cada lado. Otros equipamientos especiales incluyen, entre otros, un soporte de iluminación de acero, luces de gálibo LED, grupos ópticos LED, cuentakilómetros, cable aduanero y mucho más.