Accidente del 27.11.2013 en el estadio Itaquerao en São Paulo: Grúa Liebherr eliminada como causante del accidente

LIEBHER

Todas las investigaciones de los expertos de grúas de Liebherr – también en el lugar del accidente – han demostrado que la grúa del tipo LR 11350 no sufría ningún fallo técnico, sino que el día del accidente el suelo no tenía la suficiente estabilidad para un trabajo de esta grúa con carga. Por lo tanto el suelo debajo de la grúa cedió, la grúa se hundió y se inclinó, posición en la cual no se debe operar una grúa. Como consecuencia de la inadmisible inclinación se produjo una sobrecarga de la grúa, que provocó la ruptura de componentes de la grúa y por consiguiente un derrrumbe de toda la estructura. Un experto independiente, reconocido a nivel internacional llegó a las mismas conclusiones.

El análisis por parte de Liebherr de la caja negra reveló que el registrador de datos no había registrado ningún dato desde noviembre de 2012. Esta situación puede ser comprendida por las partes involucradas ya que inmediatamente después de rescatar la caja negra se copian los datos y se entregan. En todo caso, una caja negra no puede influir jamás en las funciones de una grúa o causar accidentes ya que se trata de un dispositivo que sólamente registra datos.
Además se puede confirmar el análisis de Liebherr sobre el accidente a través de calculaciones de estática. Liebherr parte de la premisa que todos los informes/ peritaciones relacionadas con el accidente que siguen aún en marcha llegarán al mismo resultado.
Liebherr lamenta profundamente el trágico accidente y la muerte de dos personas y expresa su condolencia a las familias. Por eso Liebherr como fábricante de grúas hace todo lo que está a su alcance con el fin de lograr lo antes posible el esclarecimiento de este accidente y espera lo mismo de las partes directamente involucradas. Liebherr seguirá colaborando estrechamente con las autoridades brasileñas.