Tres grúas para levantar de nuevo la escultura caída del artista Ripollés

Levanta escultura de Ripollés

El 2 de diciembre, han comenzado los trabajos para recuperar la escultura de la Paz, en homenaje a las víctimas, una creación del artista castellonense Juan Ripollés que derribó el viento el pasado mes de enero. Tres grúas de grandes dimensiones se han instalado en la rotonda de la avenida Almassora, a la entrada de la capital de La Plana, donde está ubicada la obra partida desde hace casi un año, y han comenzado los trabajos para desmontar las piezas que quedaron quebradas por las fuertes ráfagas de viento.

Cabe recordar que no ha sido fácil llegar a un acuerdo para volver a levantar la obra, sobre todo, determinar quién asumía el coste, que supone decenas de miles de euros. Inicialmente, ni las empresas, ni el ingeniero, ni la aseguradora, ni el artista ni el Ayuntamiento estaban dispuestos a cargar con la reparación de una escultura de cerca de 30 metros de altura y unas 36 toneladas de peso. El propio artista ha reiterado durante todo el año que prefiere mantener la escultura "caída" como la dejó el viento, una medida que no contemplaba el Ayuntamiento.

Así, la estatua de la Paz ha sido 'tomada' por técnicos y operarios para reconstruirla y que en breve sus brazos y palomas vuelvan a desafiar al viento.