Crédito y Caución prevé una evolución dispar de bienes de equipo en 2014

credito

La industria experimenta una lenta recuperación debido a la crisis y la caída de la construcción y al impulso de la industria aeroespacial, la agricultura y la energía nuclear.

Crédito y Caución analiza en su último Market Monitor la situación del sector de bienes de equipo en diversos mercados del mundo. El informe muestra hasta qué punto este sector fabricante de maquinaria está interrelacionado con aquellos que las demandan, mostrando por ello una evolución dispar en cada mercado.
En Brasil, el sector de bienes de equipo se dirige sobre todo a los sectores agrícolas, siderúrgico y de minería, que en estos momentos afrontan márgenes muy bajos y retrasos en pagos. Por el contrario, en Italia la maquinaria agrícola se está vendiendo bien, mientras que la construcción y la automoción no están funcionando como se esperaba afectando al sector de bienes de equipo.
En Francia, el sector de bienes de equipo ha sido impulsado por el dinamismo de la industria aeroespacial, la agricultura y la energía nuclear, después de la desaceleración producida en 2012 y el primer semestre de 2013, debido principalmente a la caída de la demanda de la industria de automoción y de la construcción. Desde el segundo semestre de 2013 la producción de maquinaria ha repuntado ligeramente. Por otro lado, la bajada de las exportaciones en 2013 se ha invertido desde el primer trimestre de 2014, cuando las exportaciones a países de la Unión Europea, especialmente a Alemania, aumentaron un 3,1%.
En Dinamarca, el sector se ha visto gravemente afectado por la crisis financiera mundial, debido a su exportación, y el hecho de que el grueso de su industria son pymes. Después de años de reducción de costes, y de ampliar el número de actividades y resultados, la situación comenzó a estabilizarse en 2012, y los pedidos y el volumen de negocios en general volvieron a aumentar en 2013. Sin embargo, para muchas empresas, los márgenes y la falta de liquidez mantienen toda la presión sobre el sector.
Cuando la industria de automoción es clave
En el caso de Bélgica, el crecimiento de su economía supone una buena noticia para la producción de máquinas e ingeniería mecánica, y demuestra cómo este sector depende en gran medida del desempeño de otras industrias clave que finalmente se están recuperando. Se espera que la inversión en Bélgica aumente un 3,5% en 2014 y un 2,1% en 2015.
Mejor comportamiento se espera en la República Checa y el Reino Unido, donde la industria de la automoción presenta un estado saludable impulsando las ventas de máquinas. Crédito y Caución prevé un crecimiento para la economía del Reino Unido del 2,4% en 2014 y del 2,7% en 2015, lo que se reflejará en la evolución del sector de bienes de equipo. La industria británica ha mejorado desde el año pasado, gracias a la recuperación de ciertos sectores. En el primer trimestre de 2014 la producción en la construcción aumentó un 5,4% con respecto a 2013. El sector automovilístico supone otro sector clave para la maquinaria: viene experimentado un crecimiento continuo durante los últimos 12 meses y se espera que la tendencia se mantenga.
La industria de maquinaria checa se beneficiará de la recuperación de la economía del país después de su contracción en 2011, y se espera que las cifras el sector se incrementen en un 2,5% en 2014 y hasta un 2,8% en 2015, con una inversión de hasta 4,6% y 4,1%, respectivamente. La industria de la automoción aparece como el principal cliente de este sector en la República Checa, que ha visto un aumento del 17% en producción entre enero y mayo de este año. La orientación exterior de sector checo de bienes de equipo se ve beneficiada por un entorno de crecimiento de las exportaciones del país. En 2014, la producción de maquinaria ha crecido entre un 5% y 10% y los nuevos pedidos siguen aumentado significativamente.
A lo largo de 2013 y en lo que va del año, los márgenes de beneficios se han mantenido más o menos estables. Sin embargo, para mejorar la competitividad checa y el impulso de las exportaciones, en noviembre de 2013, el Banco Central intervino en el mercado cambiario mediante la compra de euros para debilitar la corona frente al euro. Aunque esto permite bajar los precios de cara al exterior, las empresas de materiales importados están sintiendo el impacto negativo de la depreciación de la corona.
Por su parte, y como era de esperar, la industria alemana está bien establecida en las exportaciones de los principales mercados, a pesar de la bajada de las ventas a uno de sus principales mercados, Rusia, gravemente afectadas por la crisis de Ucrania. El sector de la ingeniería mecánica alemana obtuvo un buen resultado en 2011 y 2012, la producción del sector registró una disminución del 1% y los pedidos cayeron en 2013, debido principalmente a una menor demanda interna y de la zona euro. De acuerdo con la Asociación de Ingeniería Alemana, la entrada de pedidos disminuyó un 3% en el período marzo-mayo de 2014 respecto al mismo periodo del año anterior. Los volúmenes de exportación disminuyeron un 0,9% en el primer trimestre de 2014, con un aumento de las exportaciones a los Estados Unidos y la Unión europea que con compensa la menor demanda de los países BRIC, especialmente Rusia.