Manitowoc MLC650 completa exitosamente la prueba con carga

manitowoc MLC650

La grúa de oruga Manitowoc MLC650 terminó exitosamente la prueba con carga requerida para validar su capacidad máxima de elevación de carga. La grúa elevó 650 toneladas de pesos de prueba, lo que dio carácter oficial a la capacidad publicitada de la grúa.

Dustin Soerens, gerente de mercadeo de Manitowoc para grúas de celosía, dijo que la prueba se desarrolló tal como se había previsto.

“La elevación se realizó sin ningún problema. Ésta fue una ocasión trascendental para todos los que en Manitowoc trabajaron tan arduamente para convertir esta grúa en realidad,” dijo. “Un grupo numeroso de ingenieros presenció la elevación de prueba y quedaron muy complacidos con la forma en que la grúa se comportó bajo carga.”

La MLC650 está funcionando según lo programado y trabajando sin problemas, lo que significa que es sólo cuestión de tiempo antes de que la grúa esté lista para el mercado global. Tiene un largo máximo de pluma principal de 104 metros y un plumín abatible que se puede instalar para alcanzar una combinación máxima de 157 metros. 

“Esta grúa también está provista de la innovadora tecnología de contrapeso de posición variable (VPC), la que funcionó perfectamente para colocar el contrapeso en posición para cada uno de los escenarios de carga,” dijo.

El sistema VPC coloca automáticamente el contrapeso en posición para adaptarse a la elevación requerida. Entre las ventajas para los clientes se encuentran la preparación del suelo reducida, baja presión ejercida sobre el suelo y menos contrapeso, todo sin sacrificar la capacidad. Además, los clientes no tendrán que comprar, transportar o instalar tanto contrapeso en comparación con una configuración tradicional.

“Realizamos una prueba con carga máxima, una prueba de momento máximo y una variedad de elevaciones utilizando distintas posiciones del VPC, y todas fueron llevadas a cabo sin ningún problema,” dijo Soerens.

En la grúa se instalaron cientos de tensiómetros para medir la tensión y compresión de los componentes de acero de la grúa durante la elevación. Para la prueba de momento de carga máximo, la grúa fue posicionada de tal modo que aplicara tensiones máximas en toda la estructura, tal como la pluma colocada sobre la esquina de la grúa de oruga.

“La terminación exitosa de las pruebas con carga máxima es una señal positiva de que el resto de las pruebas estructurales van a desarrollarse sin ningún problema,” dijo. “Típicamente, si llegaran a requerirse algunos cambios importantes en el diseño, éstos serían descubiertos durante la prueba con carga máxima. Ahora podemos tener la seguridad de que estamos muy cerca de lanzar esta innovadora grúa al mercado global.”