Sistema de grúas Demag usado en laboratorio de pruebas, sin igual en Europa

terex demag piscina

Soluciones de intralogística en el Centro Alemán de Investigaciones de Inteligencia Artificial. Concepto de logística en varios niveles operacionales y radiocontrol para facilitar la operación.

Las exigencias que serán atendidas para respaldar las operaciones de izamiento y transporte en una instalación de agua salada que reproduce las condiciones encontradas en el mar son: tamaño reducido necesario para aproximación, alta precisión y reservas energéticas suficientes. Un sistema de grúas Demag cumple esos requisitos. Ese sistema se está usado en un laboratorio de pruebas – incomparable-, para investigaciones sobre tecnologías del futuro.

Nuevos patrones en investigación robótica fueron definidos en Bremen, donde el DFKI (Centro Alemán de Investigaciones de Inteligencia Artificial) abrió su propia bahía para exploración marítima. El corazón de las instalaciones de pruebas con robots sumergibles, la única de este tipo en Europa, es una piscina de agua salada con capacidad para 3,4 millones de litros de agua, en la cual los científicos desarrollarán sistemas para inspeccionar navíos y oleoductos, explorar aguas desconocidas o reparar instalaciones en alto mar. Otro campo para la aplicación es la exploración de aguas profundas en busca de recursos naturales y reservas energéticas.

En esa instalación de pruebas, única del tipo en Europa, se está usado un sistema de Grúas Demag para proveer un manejo suave. Tres grúas fueron instaladas con base en un fuerte concepto de logística, lo que también resultó en una solución eficiente que atiende a tres niveles operacionales diferentes.

El desplazamiento sobre la piscina de agua salada, que mide 23 x 19 m y tiene 8 m de profundidad, es hecho por una grúa Demag universal para bajar los ítems y los equipos técnicos de investigación para dentro del agua. Gracias a su capacidad de carga de 12,5 t, la grúa con desplazamiento aéreo, tiene potencia de reserva suficiente y, gracias a su design compacto, presenta tamaño reducido para aproximación, lo que hace posible que el equipo trabaje en cualquier parte de la piscina. El radiocontrol permite que el personal opere el equipo de la mejor posición posible y ordene los movimientos de la grúa de la forma más conveniente y a una distancia segura de la carga.

Por medio de una abertura en el suelo, el gancho de la grúa puede, aún, bajar al nivel del suelo para recoger cargas que esperan y transportarlas hasta el nivel de las operaciones en la piscina de agua salada. En el nivel inferior fue instalado un sistema que consiste en componentes del sistema de grúas livianas Demag KBK, que permiten que el equipo sea maniobrado sobre la piscina de inmersión.

La Demag KBK presenta un alto nivel de flexibilidad que permite que las instalaciones sean implantadas para atender a las necesidades específicas del cliente, con base en diversos componentes del sistema. Las instalaciones KBK pueden integrarse fácilmente a cualquier infraestructura productiva y, gracias a su design modular, pueden modificarse a cualquier momento.

Una grúa con brazo giratorio de columna, instalada al lado de la piscina de agua salada, completa los equipos de movimiento de materiales en el DFKI, en Bremen. Esa grúa Demag, que también puede controlarse vía radio, ofrece una función de izamiento ergonómico para facilitar la operación, además de un alto nivel de seguridad y confiabilidad.

Con su propia bahía de exploración marítima, el DFKI, en Bremen, expandió su laboratorio de pruebas y amplió el desarrollo de aplicaciones de robots autónomos bajo las difíciles condiciones presentes en aguas profundas.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando acepta el uso de cookies así como nuestra política de privacidad.