ANAPAT: UNA NUEVA OPORTUNIDAD

ANAPAT

En la 16ª Convención de ANAPAT (2010) D. Ramón Tamames nos decía "tanto la vivienda como en la obra civil, las tendencias son muy negativas, lo que no permite esperar ninguna recuperación significativa del sector de ANAPAT, en un tiempo considerable.

Decir otra cosa sería un engaño". A una de las preguntas de los asistentes respondió que esta crisis no acabaría hasta el 2016. No queríamos creerle, nos parecía imposible que la situación en la que estábamos durase más de dos o tres años, pero han pasado siete y parece que el Sr. Tamames tenía razón.
Ha tenido que pasar este tiempo con gran esfuerzo y algunos, pocos, se han quedado por el camino; y si la situación ya era complicada en nuestro sector aún la complicamos más devaluando el precio ofrecido al alquilar la maquinaria, y en especial las plataformas elevadoras móviles de personal (PEMP). Durante estos años se ha minimizado el valor añadido del alquilador y se ha acostumbrado al cliente a pensar que paga por la cesión de unos hierros sin valor prácticamente, cuando todos sabemos el verdadero valor de los equipos que dejamos en sus manos y todo lo que conlleva prestar el servicio: transporte, seguros, gestión de residuos, suministros del combustible, mantenimiento etc., además de los costes de estructura de la compañía.
Este deterioro del mercado coincidió con un cambio importante del sector, con fusiones de empresas y otras en fase de crecimiento que habían realizado fuertes inversiones viéndose todas ellas frenadas en seco en sus planes de negocio.
A pesar de ello, muchas empresas han sabido gestionar estos años difíciles con gran sabiduría y los han superado con éxito y especialmente la mayoría de las empresas asociadas a ANAPAT. Muestra de ello es que mientras la mayoría de las asociaciones empresariales han disminuido el número de miembros hasta más de un 40%, ANAPAT no solamente no ha disminuido su número de socios si no que los ha incrementado estando actualmente en su máximo histórico.
Las empresas asociadas a ANAPAT han sabido adaptarse a las circunstancias y cada una dentro de su dimensión y posibilidades han superado estos años. Restructurando su dimensión, seleccionado mejor a los clientes para evitar la morosidad, refinanciando sus deudas, mejorando su productividad, y en definitiva profesionalizándose aun mas.
En tiempos de menor actividad, las empresas deben aprovechar recursos para mejorar y preparase para cuando el mercado repunte. Deben innovar, mejorar sus procesos, seleccionar mejor a sus proveedores, elaborar nuevas estrategias de mercado, etc.
La Junta Directiva de ANAPAT, conscientes de las necesidades de las empresas, han propuesto durante estos años planes de acción, que, aprobados por la Asamblea General, han ido dirigidos a desarrollar herramientas que ayudaran a los miembros de ANAPAT, como por ejemplo los desarrollados por los comités de trabajo:
• El comité de cobros y morosidad ha desarrollado el Registro de morosos, que cuenta con más de cuatro mil quinientas entradas y cientos de cartas enviadas a los morosos de los asociados, los informes de predicción y calificación de crédito a bajo coste con más de treinta mil informes consultados desde su puesta en servicio, la gestión de recobro de deudas sin pago de cuota fija alguna.
• El comité de formación ha promovido la creación de la norma UNE 58923 y la formación de operadores de PEMP certificada con dicha norma, que ha permitido la realización de más de 1.500 formaciones, que han supuesto una estimable cantidad de ingresos a los asociados que la han realizado, incluso aquellos asociados que apoyándose en el trabajo de ANAPAT para la realización de la norma han tenido el camino preparado para certificarse directamente y ofrecer una formación de mayor reconocimiento por el mercado.
También las diferentes convenciones, asambleas y jornadas de trabajo han permitido obtener información interesante para el sector mediante las aportaciones de los miembros de ANAPAT que asistieron a las mismas, unidas a las claves que pudimos obtener de las ponencias de Leopoldo Abadia (2009), Marc Vidal y Ramón Tamames (2010), Dan Kaplan (2011), Jaume Llopis (2012), y Michel Petijean (2013). Durante todos estos años, también hemos tenido el apoyo de los fabricantes y las empresas proveedoras de servicios al alquiler, que han estado colaborando en la actividad diaria de nuestras empresas y patrocinando las convenciones de ANAPAT.
Tuvo una gran relevancia la celebración de la 20ª Convención de ANAPAT en la que destacados ejecutivos de HAULOTTE, JLG y GENIE nos dieron sus puntos de vista de la evolución del mercado de PEMP y de la previsible mejoría de la actividad económica para los próximos años.
Ahora que comienzan a verse las primeras señales de una cierta recuperación de la actividad y que vemos que empezamos a tener más cerca el 2016 al que nos emplazaba D. Ramón Tamames creemos que el esfuerzo ha merecido la pena y que ahora tenemos que aprovechar esta NUEVA OPORTUNIDAD para consolidar nuestro sector, siguiendo las orientaciones que desde la Asociación se nos ofrecen, y aprovechando todo el conocimiento acumulado y sus servicios para profesionalizar la actividad y recuperar las más altas cotas de servicio que impidan que podamos caer de nuevo en los errores de estos últimos años, porque quien olvida su historia está abocado a repetirla.

Antonio Casado, Secretario de ANAPAT