El accidente en Sao Paulo pone otra vez en apuros al Mundial

Copa del Mundo Brasil 2014

Tras el accidente en el estadio Arena Corinthians, que tuvo como consecuencia la muerte de al menos dos obreros, otra vez la organización de la Copa del Mundo Brasil 2014 entró en apuros.

La caída de una grúa ha provocado daños en la estructura del estadio y retrasará considerablemente la finalización de las obras.

El Arena Corinthians, o también conocido como Itaquerao, es uno de los escenarios que más problemas ha tenido en su edificación. En construcción desde el 2011, este escenario será la sede de la inauguración de la Copa del Mundo. En las últimas semanas, el cronograma de construcción había avanzado de acuerdo a lo planificado y ya estaba en pie el 94 por ciento de la obra. Inclusive, la inauguración estaba señalada para la tercera semana de enero.

El derrumbe se produjo cuando cayó parte de una grúa que instalaba una estructura de cerca de 500 toneladas. La grúa, una Liebherr sobre orugas, se encontraba colocando parte de la estructura superior.

En un comunicado oficial que Liebherr ha mandado amablemente a Movicarga, expresan su pesar por los acontecimientos, quieren dar el pésame a los familiares de las víctimas. Reconocen que es una de sus grúas la que se vió involucrada en el accidente y reiteran su pesar por lo ocurrido, pidiendo que hasta que no se aclaren los hechos acontecidos, se entienda que no se harán más declaraciones, puesto que se está llevando a cabo una investigación de los hechos.

Independientemente de las máquinas que están trabajando en la obra, en una investigación previa, el Ministerio Público de Sao Paulo detectó 50 irregularidades en las obras. En la lista de defectos en la construcción se destacan la falta de un plan de emergencia, de planos con detalles de las plantas, salidas de emergencia defectuosas y problemas en el plan contra incendios, reportó la Agencia Estado. El fiscal José Carlos Freitas informó ayer que va a solicitar una investigación de los bomberos sobre el derrumbe que destrozó la tribuna Este de la Arena Corinthians, nombre formal del Itaqueirao.

La obra tendrá 55.000 lugares, de los cuales 13.000 corresponderán a tribunas provisionales que serán instaladas exclusivamente para el Mundial. El 13 de noviembre pasado, la constructora Odebrecht, responsable de la obra, informó que a fines de mes se concluiría la instalación de la estructura del techo del estadio. Odebrecht, principal constructora de Brasil, enfrenta cuestionamientos por la ejecución de obras en este escenario, que muchos ingenieros en Brasil consideran que fueron "apresuradas" para cumplir con los plazos.