EDITORIAL DICIEMBRE 2017

EDITORIAL

6+6 meses de nuevo

Llega Navidad, momento de aguantar a familia que no ves en un año y de hacer balance de lo que han sido estos 12 meses.

 

Espero que a todos este año se os haya dado bien, primero a nivel personal, y después a nivel empresarial.

Se ha notado una mejora general en nuestro sector y gracias a Dios, las bocanadas de oxigeno son más asiduas y con un oxigeno más enriquecido que en años anteriores.

Los precios de alquiler siguen siendo en algunos casos ridículos. Y las ofertas esas en que se regala el transporte o los seguros o se bajan los precios a unos niveles ridículos por desgracia se siguen dando, pero si eres de esos, no olvides que los equipos que compras tienen mucho valor y es necesario rentabilizarlos y hay que hacerlo con cabeza, sabiendo cuál es el retorno real de la inversión. El que más o el que menos ha comprado algo este año o se está planteando hacerlo, con lo cual el mercado se mueve hacia arriba y la cuesta abajo ya vendrá, pero por ahora, vamos a disfrutar del momento.

Las tecnologías han inundado nuestras vidas este año de una manera brutal. Quien no sabe lo que es un bitcoin no está en el mundo y las criptomonedas están más de moda que el peluco de Cyndi Lauper en los años 80.

El conocer tu empresa es fundamental para optimizarla. Que no se te olvide que el inmovilismo es lo peor para un negocio y si es necesario, pide ayuda para que alguien te dé una visión nueva, hazlo, no te sientas mal por pensar que una visión nueva es una mancha en tu curriculum. Al contrario, esa sabia nueva te puede hacer ver las cosas desde una perspectiva que a tí nunca se te hubiese ocurrido.

Aléjate en la empresa de gente que te reste. Yo este año he decidido que la gente que no me sume que se vaya al grandioso país de ATPC, sí, sí, por donde amargan los pepinos.

Ojo con las logísticas esas de guerrilla, esas que se escatima en nimiedades. Invierte en I+D propio, en un buen sistema de gestión que te permita tener todos los datos controlados, la información es poder, y el saber donde está cada cosa en cada momento y el rendimiento de cada equipo será un plus a la hora de seguir invirtiendo y trabajando.
¿Una ITV anual de la empresa? ¿Por qué no? Analiza a tu equipo y a la empresa y gestiona los datos. Elabora un buen plan de compras y elige bien a los proveedores.

Que no te tiemble el pulso a la hora de exigir a tu equipo, ya está bien de tener en plantilla a blandengues que ponen excusas en vez de traer resultados. Sé un verdadero líder, que presenten batalla contigo siempre llenos de adrenalina y dando la cara por la empresa como si fuese suya. Tengo la suerte de tener entre mis amigos a auténticos cruzados, cuyos escuderos darían la vida por ellos. Ojalá hubiese más como ellos, y no tanto comercial que a la mínima se quiere escaquear o que trabajan con una desgana que da vergüenza verles.

Intenta pensar que compartir es ganar, habrá competidores tuyos que puedan ser socios tuyos en algún momento, ya sea por trabajos puntuales o en colaboraciones a largo plazo, no cierres esa puerta.
Aprovecha tus conocimientos del mercado y de tu marca para lanzar nuevos negocios en otros mercados.
Ponte metas siempre, ponte metas que te hagan esforzarte, sal de tu zona de confort y échale narices a la vida. Si la meta que te has puesto se alcanza con facilidad, es que has dado un paso de pitufo, no de gigante.

Ten en cuenta que el mercado es el que es y los clientes que te faltan son los que tiene la competencia, así que algo más tendrás que darle para que se venga contigo. No subestimes a la competencia. En España hay 30.000 empresas que han crecido por encima del 20% en los últimos años. Son conocidas como gacelas y se han convertido en un modelo a imitar. A mí lo de gacela me suena un poco gay, pero bueno, supongo que el que le puso el nombre era un flojín.

Pregunta frecuentemente a tu equipo que ideas tienen, puede que nunca te hayas parado a pensarlo, pero es posible que tengas en tu empresa muchos activos sin explotar a los que les podrías sacar gran rentabilidad.
Tampoco cierres la puerta a nuevos inversores, a subvenciones y a planes que hagan tu empresa más atractiva.
La persona que coja el teléfono en tu empresa que conteste sonriendo. Está demostrado que al otro lado de la línea quien sonríe a la vez que habla, tiene un 70% hecho. Y recuerda que esa persona es la primera impresión que se lleva mucha gente de tu negocio, como sea raspa, no vuelve a llamar ni Perry.

Y lo más importante de todo, que tu trabajo no te quite el sueño, y si te lo quita, que sea porque estás de juerga con tus amigos.

¡Os deseo lo mejor para el 2018. Fuerza y honor!

 

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando acepta el uso de cookies así como nuestra política de privacidad.