EDITORIAL ENERO 2017

EDITORIAL

Buenos propósitos

Es la cantinela de todos los años, los buenos propósitos que no cumple ni el 10% de la gente que se los plantea.


De verdad que sino sabéis inglés a estas alturas, que le den, porque significa que habéis estado toda una vida sin speaking english y no ha pasado nada, así que ese propósito a tomar vientos.

Lo del gimnasio para que nos vamos a engañar, con la vida de feriantes que llevamos, o lo llevas en el ADN eso de ir al Gym o un vestuario rodeado de bujarras untados en aceite tampoco lo vas a pisar.

Viajar más. Pues mira, yo al revés, mi propósito para este año es a ver si viajo menos, que tengo el aeropuerto más que visto.

Conocer gente nueva. Déjate que ya conozco mucha, y la mitad tienen tara mental pero ya se les ha cogido cariño, ¡virgencita que me quede como estoy!

Eso a nivel personal, en el ámbito profesional, los retos que se podrían barajar a nivel del sector serían de este tipo:

- Hacer un informe exhaustivo de lo que mi empresa tiene y cuál es su valor. Sí, porque muchos no saben ni lo que tienen ni lo que deben.
- Compraré lo que pueda pagar. Me hace mucha gracia como los alquiladores ven la paja en el ojo ajeno y señalan a otros diciendo que si "fulanito" se ha metido en compras que no va a poder soportar, cuando ellos se han lanzado a la piscina con letras que se van pagando de forma renqueante.
- Fundamental en el 2017 estar al día con las tecnologías. Muchas empresas lo harán, pero otras el día a día les absorbe tanto que no se plantean ningún tipo de mejora a nivel empresarial.
- Por parte de fabricantes y distribuidores: financiaré a empresas saneadas. En otros tiempos ha quedado sobradamente demostrado que la financiación a diestro y siniestro ha sido una práctica poco "práctica" y que algunos se han quedado sin cobrar por llevar a cabo financiaciones "Extremas".
Pues bien, seguro, y pongo la mano en el fuego, se volverán a cometer los mismos errores. Ya se está viendo. Hay empresas que han entrado en España financiando a todo "quisqui" sin evaluar riesgos. Pues que le pongan velas a Santa Payment porque alguna sorpresa se pueden llevar.
- Este año subo lo precios. Ésta me gusta, no la cumple ni Dios. Pero oye, se nos llena la boca de una manera que dan ganas hasta de creérselo.
- Sin duda este año voy a tener una visión clara de los objetivos de la empresa y los tendré cuantificados. Cuantas empresas vemos cuyo timón lo dirige una persona que se mueve por instintos y un día se levanta con el pie del acelerador y al día siguiente sólo pisa el freno.
- La seguridad ante todo en este 2017. A ver si es verdad, que no sea un propósito sino una realidad.
- Formaré a mis trabajadores...que no se quedé en un proyecto, que sea una realidad, cuanto más cualificados estén tus trabajadores, más se reflejará en la mejora de la empresa.
- El cliente es lo primero. Cierto, pero no dejemos que nos pisoteen y demos valor a nuestro trabajo, que muchas veces el cliente exige demasiado y no valora nada. Así que si hay que educar al cliente en ese sentido, a la lista de To Do´s.
- Pasaré más tiempo con los clientes. Parece una tontería, pero una visita de cortesía vale a veces más que doscientos cincuenta correos ni siquiera personalizados.

Con que los empresarios cumplan la mitad de los buenos propósitos para este año, vamos bien.
Yo que soy muy lista, les propuse a mis hijas una lista de buenos propósitos y me dijeron que ellas me hacían la lista a mí y yo a ellas. Lo primero, no criticar. Se me puso cara de Jim Carrey en la peli de "Yo, yo mismo e Irene" y pude soltar un...¿Y vale crítica constructiva? Me dijeron que sí claro, porque no tienen ni puñetera idea de lo que es pero si mami lo dice, debe ser la leche eso de la crítica constructiva. Así que tengo que cambiar el...."los podemitas son unos muertos de hambre y unos titiriteros" por el ...."aquellos que se planteen apoyar a un partido como Podemos deberían pensárselo dos veces por el bien de todos". Igualito una cosa que otra, pero oye, los buenos propósitos son los buenos propósitos.

Os deseo lo mejor para el 2017, que nos veamos mucho, que disfrutemos de la vida y el que no se haya apuntado como expositor o como visitante a Smopyc que lo haga, ¡¡¡Que este año promete!!!