EDITORIAL FEBRERO 2016

EDITORIAL FEBRERO 2016

¡¡A por ellos, oooeee!!

Dado que las bolsas a nivel mundial están renqueantes y que los analistas no paran de predecir posibles caídas futuras, sólo nos queda seguir haciendo lo que veníamos haciendo hasta ahora, trabajar cada día sin que las circunstancias externas se conviertan en tormenta de arena.

Al final parece que Latinoamérica se mantendrá estable, lo cuál es una gran noticia, porque tengo grandes amigos allí que me leen y eso significa que las cosas mejorarán.

En España seguimos deshojando la margarita a ver que hacen con el Gobierno. Como ya no me queda poner a nadie en su sitio en política, esta vez voy a obviar que nos gobiernan y nos gobernarán unos egocéntricos redomados, salga quien salga y esperaré a mi próximo editorial, para ver si finalmente hay elecciones o Pedro Sánchez se ha bajado los pantalones hasta las rodillas y ha gastado toda la reserva de vaselina que quedaba en España.

La compra venta de casas en España ha subido en un porcentaje digno de salir en las noticias, nada más y nada menos que un 8,6%, lo cuál significa que se está moviendo el dinero finalmente. Obviamente el precio se ha encarecido, comparado a lo que estábamos acostumbrados, pero al menos los préstamos concedidos a las familias suben.

Las familias siguen siendo cautas con sus caudales, y las grandes fortunas españolas extreman la cautela y guardan el dinero frente a la tormenta política. Están que no saben si poner sus fortunas a depósitos a corto plazo o hacer un búnker y guardar el dinerito allí por lo que pueda venir.

Mientras, los empresarios españoles seguimos en la tónica de siempre, haciendo unos presupuestos más optimistas para este año, pero sin grandes excesos.

La compra de equipos nuevos en España aumenta a paso lento, cada vez son más las empresas que apuestan por renovación de un parque que se quedó obsoleto hace tiempo. Son las empresas que quieren dar un valor añadido a sus clientes. Y es labor de todos concienciar al cliente de que hacer el esfuerzo de comprar maquinaria nueva debería ser repercutido en una subida en su alquiler. No es igual alquilar un equipo renqueante del 2003 que un equipo nuevo con todas las medidas de seguridad al día de 2015 o incluso de 2016.

Es más, debería haber un "plan renove" para el sector, donde la Administración premiase a las empresas que están comprando maquinaria nueva, para ayudarlas en la compra o en la financiación. ¿No lo hacen con los coches? ¿No lo hacen con las lavadoras? ¿Sería tanta locura hacer un plan renové de maquinaria? Pero claro, con el circo político que tenemos en España en este momento, como para esperar algo de algún Ministerio, dónde cada funcionario está agarrado a su asiento y no va ni al baño no vaya a ser que a la vuelta le hayan quitado el puesto. Voy más allá. Deberían incluso poner algún tipo de sanción a las empresas que tengan máquinas que no cumplan la normativa, y que se ve que no pasarían ni una revisión técnica.
En las grúas por ejemplo, la ITC resuelve este problema, ¿pero no debería haber una ITV para toda la maquinaria? Eso sí, con "plan renove", sino, apaga y vámonos. Hay cacharros trabajando en España que más parecen del Marruecos de los años 50 que de la España del S.XXI.

El año pasado ya fue un año mejor para todos, este 2016 tiene que ser mejor. En los planes de las empresas debe haber mejoras en el esquema empresarial, porque si sigues haciendo lo mismo de siempre nunca mejorarás, te quedarás siempre en el mismo nivel. Sólo con ideas nuevas podrás subir de escalón, y con ideas nuevas no me refiero a revolucionar el sector con inversiones millonarias, con ideas nuevas me refiero a nuevas formas de acercarse al mercado, por ejemplo, un nuevo plan de visitas de cortesía que a lo mejor antes era en vano, pero ahora te puedes llevar sorpresas, un pedido o un alquiler, etc. Se trata de enfocar los objetivos con otros ojos. Lo sé, muy fácil decirlo, pero al final, la vida está llena de retos, y la vida sin un reto que ilusione, se convierte en una rutina. Y las rutinas matan.

Hablando de retos, han nombrado como Director General de SMOPYC a un gran amigo mío, Luis Fueyo. Tiene un reto por delante cuanto menos ilusionante. Sé que muchos estáis quemados con esta feria, pero os pido desde aquí que olvidéis lo que fue Smopyc en la última edición, que le deis una oportunidad cuando os llame para contaros el nuevo proyecto de SMOPYC y que penséis que si alguna feria merece la pena ser salvada, esa es SMOPYC. Es nuestra feria, algo de lo que debemos sentirnos orgullosos. Hay ferias internacionales a las que todos vamos, y son ferias increíbles, pero al final en Zaragoza jugamos en casa, tenemos un mercado nacional que durante muchos años ha estado en la Champions League. Vamos a demostrarles a todos que sabemos hacer las cosas bien, que en España somos imparables y vamos a ondear orgullosos la bandera de "YO VOY A SMOPYC". Entre todos podemos hacer que SMOPYC vuelva a brillar como en sus mejores tiempos, y sinceramente, el codillo de Munich está bueno, pero la marcha de Zaragoza es incomparable a ninguna otra ciudad ferial, doy fe.