EDITORIAL DICIEMBRE 2015

EDITORIAL NOVIEMBRE 2015

A T.P. C

Lo siento por los ingenuos que han votado al comunismo, lo siento de veras, porque esa ingenuidad les llevará a la decepción en poco tiempo.

Los que esperan que el coletas venga a darles dinero porque sí, simplemente porque no trabajan o porque "se lo merecen" se van a llevar una gran decepción. Esos que claman sus derechos, pero se olvidan de sus obligaciones, a esos, gracias por hacer de España un país de títeres.

Como dice un amigo mío, no hay nada peor que un tonto motivado, y lamentablemente la motivación de éstos iluminados es infinita.

El primero que tiene la culpa de que España vaya a la deriva, por supuesto, es el Sr. Rajoy, que teniendo mayoría no cambió la ley electoral para que el que saliese elegido, fuese el más votado. Así que como los españoles vamos a sufrir las consecuencias de su endiosamiento con creces, espero que el Sr. Rajoy tenga la humildad de marcharse a su casa, a Galicia o a T.P.C., una isla de mi imaginación a la que, por cierto, mandaría a todo el contubernio político.

Los cortos de miras, los que se visten de morado sin ser Semana Santa (esa es otra, verás que risas cuando llegue Semana Santa y el coletas diga que este país es aconfesional a la par que respetuoso con todas las culturas y que por tanto no se celebra nada. Luego las viejas que salían yendo a las urnas para votar vestiditas de morado se echarán las manos a la cabeza...rezad, rezad, que falta os va a hacer), no ven más allá de recibir 200 euros más al mes del Gobierno. ¿Por qué? Simplemente porque la gente se cree que se les debe algo, se creen que el Gobierno debe mantenerlos y si no tienen casa, dársela. Pues no señores, aquí uno se debe mantener a sí mismo, porque si vives pensando que la muleta prestada es tu apoyo esencial en la vida, en cuanto te la quiten, te volverás a caer. Pero claro, comprarte tu propia muleta cuesta mucho esfuerzo y mucho sacrificio. Cada vez hay más carteles de "se busca empleado", y seguirán estando porque España se ha convertido en un país de vagos que quieren vivir de la sopa boba en vez de cultivar los ingredientes para sus sopas, así de triste y así de lamentable.

Ahora nos encontramos en una situación en la que la bolsa se tambaleará escuchando la música del baile de máscaras que ha inaugurado las elecciones. ¿Quién gobernará ahora? Está claro que la clave la tienen los más radicales, los que han prometido, porque prometer es gratis, como si el dinero saliese de la fuente del manantial eterno.

La buena noticia es que papá Europa nos controla, cosa que se le ha olvidado contar al nuevo Mesías que vendrá a salvar a España. El déficit es el déficit, y ¿guess what? somos una nación endeudada, y mucho. Debemos a unos acreedores que están para pocas bromas, la deuda se paga, aquí no importa si llevas camisa remangada, jerseicito rojo o traje de sastre, pasas por caja sí o sí.

La ingobernabilidad traerá incertidumbre, desconfianza, fuga de capitales, paralización económica y mayor desempleo. Así de claro y así de simple.
Pero si algo bueno tiene el que hayan pasado las elecciones es que vamos a dejar de ver la cara de los políticos a todas horas en TV y eso no tiene precio. Día y noche, no importa el tipo de programa que fuese, sólo veías el careto de los cuatro del Apocalipsis en pantalla, ya fuese cocinando, jugando al billar, tomando café o haciendo el lelo. Se acabó, al menos ya no veremos más sus actuaciones patéticas buscando todos el poder sin importar a quien pisar.

A partir de aquí a los empresarios solo nos queda trabajar, trabajar y trabajar, porque nadie nos va a regalar nada.

Se acaba el año y el balance es bueno, aunque lo cierto es que nos conformamos con poco, pero al menos la mejoría se siente, y la actitud es más positiva.

El frenazo derivado de estas elecciones ahora es una puñetería, para que vamos a negarlo, pero volvemos a lo de siempre, los partidos políticos llevan un ritmo y las empresas otro, así que la gasolina con la que hay que seguir llenado el depósito más vale que la busques de tus propios recursos y no esperes nada de la administración.

Al 2016 le pido que cada mes sea Xmas, pero sobre todo, le pido salud. He visto demasiados amigos este año sufrir por falta de salud, y si la salud abandona tu sombra, no importa el dinero que tengas, San Pedro empieza con el tintineo de llaves y te aseguro que tu cuenta corriente no va a parar la apertura de la puerta.

Espero que hayáis tenido un buen año, espero que aquello que os propusisteis se haya ido al baúl de los recuerdos al menos el 90%, espero que vuestras metas se hayan convertido en retos superados, pero sobre todo, espero que el año que viene todos los que me leéis sigáis haciéndolo.

En Movicarga hemos ideado un evento por y para vosotros, un evento donde reunirá a las empresas de elevación, con grúas y plataformas; de transporte y de manutención. Hemos organizado para el año que viene los primeros premios de Elevación de España, PEM, que se celebrarán en Madrid el 29 de septiembre del año que viene.

Será un evento donde habrá premios para las mejores maniobras en grúas y transporte y se premiarán los mejores productos en elevación.

Buscamos patrocinadores y buscamos reunir a las empresas del sector, así que apuntad ya en vuestra agenda lo que será vuestro evento para el 2016. Es más, con alegría acepto regalos de reyes en forma de patrocinio.

Tenéis toda la información en: www.movicarga.com/premios-movicarga

Un año más, ¡Gracias por estar a nuestro lado, y sobre todo, gracias por vuestro apoyo incondicional!